.

.

Masca la Iguana César, zapatero Tuxtepecano aferrado a la existencia pide ayuda


• Esa noche del 2006 su buena acción lo dejó parapléjico. En cuestión de horas le amputan la pierna restante. Su cuerpo está con llagas, su corazón y mente está con Dios y nos pide ayuda.

• Conozca el caso en video https://www.facebook.com/CanalTVBUS/videos/1661288464180540/

Luis Fernando Paredes Porras

César Santiago Cisneros, joven de 28 años de edad requiere de su ayuda. En este momento de donadores de sangre que le piden en el hospital general de Tuxtepec.

César quedó parapléjico hace 11 años tras un accidente derivado de ayudar a  una mujer embarazada y la ruinidad de un hombre que lo arrastró y dejó entre el monte tras darlo por muerto con la columna vertebral rota, el 24 de abril del 2006 en la curva de la cervecera.

En el 2011 le amputaron su pierna izquierda la cual se llenó de llagas y en este momento es probable que le amputen la derecha por la misma razón. César, quien es zapatero y con eso ayuda a su madre para los gastos de antibióticos (Rifocyna sprite), gasas, sondas, guantes, jabón antiséptico y pañales,  presenta además,  una impresionante llaga en la espalda a la altura del coxis.

Fuimos vecinos y su tía Inocencia me buscó para decirme que César quería pedirme fuera el conducto para que el pueblo de Tuxtepec conociera su situación, que contara su historia y que le ayudara en este momento en que le van a amputar su pierna derecha, a conseguir donadores de sangre.

Es la principal preocupación de César a quien el médico le dijo que primero tienen que quitarle la severa infección que presenta para poder amputar. “Quiero seguir viviendo  así que no importa que me la corten, quiero estar más tiempo con mi familia, trabajar y salir adelante y se que Dios me escucha pues me dejó vivir y hay gente buena” me dijo César.

Las imágenes de la situación física de César son delicadas y quizá alguna persona se sienta ofendida. Él me pidió las diera a conocer para demostrar que es real la necesidad de contar con ayuda; su mamá y su tía estuvieron de acuerdo con él en que se divulguen sus heridas, sus necesidades y su historia.

César tiene su taller de reparación de calzado en la calle Aldama 802, entre Carranza y 18 de marzo, frente al taller de bicicletas Gómez. El teléfono de la mamá, Margarita Santiago Cisneros es 287 111 16 77 y de la tía Inocencia Ramos Cisneros es 287 105 65 16, y a nombre de la tía está la cuenta en bancoppel con el número 4169 16 02 3565 0596 para poder recibir ayuda financiera y adquirir lo que desde hace 11 años requiere César.

Dice la iguana que no me sorprenda de que haya personas que esta petición de César les moleste y les enoje la forma, pero que tampoco me sorprenda si la vida en fracción de segundos me coloque en una situación similar, porque así, como diría mi abuelo y los que saben, así es la vida.

Pienso en lo fuerte que es la iguana al vivir en el apestoso arroyo Moctezuma – que espero pronto Dávila lo declare iguanario de Tuxtepec- y cómo su fuerza de voluntad le ha permitido adaptarse, igual que César quien quiere seguir vivo para trabajar y disfrutar a sus seres queridos, a la vida misma,  como usted, como yo.