ONGs: Televisoras, PRI, PAN y PVEM ya lograron blindarse para 2018 con #LeyDoring-Anaya-Televisa

Ciudad de México, 27 de abril.- A pocas horas de que en la Cámara de Diputados se discutan las modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones, organizaciones de la sociedad civil alertaron: el dictamen es un retroceso y beneficiará solamente a los intereses de los concesionarios de radio y televisión y al PRI, al PVEM y al PAN, frente a los próximos procesos electorales.

La ley, que bautizaron como #LeyDoring-Anaya-Televisa, pretende eliminar los derechos de las audiencias, minar el acceso y reconocimiento de las comunidades indígenas en medios de comunicación y disminuye las facultades del Instituto Federal de Comunicaciones (IFT).

Hoy el pleno de la Cámara de Diputados votará el dictamen de reforma que está integrado, principalmente, por la iniciativa del Diputado Federico Döring del Partido Acción Nacional.

En conferencia de prensa, Aleida Calleja miembro del consejo consultivo de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), señaló que el dictamen, que fue aprobado “en lo oscurito” tiene graves retrocesos porque cancela lo reconocido en la ley de 2014 sobre los derechos informativos y la proteccion de las audiencias.


El académico Gabriel Sosa Plata explicó que se eliminarían los elementos que distinguen la publicidad de la información. Este es uno de los elementos que más preocupan.

“Por ejemplo, cuando es una entrevista pagada, por respeto a la audiencia se le tiene que avisar que lo es y es algo frecuente en radio y televisión, son entrevistas a funcionarios y politicos y son producto de una transacción comercial. Sucede lo mismo con los productos milagro”, comentó.


Hoy el pleno de la Cámara de Diputados votará el dictamen de reforma que está integrado, principalmente, por la iniciativa del Diputado Federico Döring del Partido Acción Nacional. Foto: Daniel Barragán, SinEmbargo.

Este derecho de la audiencia se busca dejar en la autorregulación de los concesionarios y en su código de ética; serán los propios concecionarios los que creen sus medidas y por lo tanto, no habrá sanciones.

“El dictamen quiere que todos se autoregulen. Los lineamientos que promovía el IFT sobre el derecho de las audiencias incluye 30 derechos y solo quieren que se queden nueve. También se eliminarían algunos derechos como recibir contenidos libres de discriminacion o el uso correcto de lenguaje”, agregó Sosa Plata.

Sobre la afectación a las comunidades indígenas, Erick Huerta representante de Redes por la Equidad y la Diversidad, comentó que la preocupación es porque se mutila la obligación de presentar la diversidad de lenguas y costumbres.

Hay dos derechos como el de contar y crear sus propios medios de comunicación, pero otro es el de estar en medios no indígenas.


“Ese es un derecho a las audiencias a un contenido plural en un país que agrupa a más de 250 lenguas indígenas”, sostuvo. (SinEmbargo)