EPN: Mi Quinto Informe de Gobierno

A casi 5 años de iniciar un profundo proceso de transformación, México es reconocido por la comunidad internacional como un país en ascenso; como una nación fuerte, estable y confiable; como una economía abierta, moderna y competitiva. Sobre todo, es visto como un país que está transformando exitosamente sus estructuras económicas para aprovechar todas sus fortalezas y ventajas, y crecer a su verdadero potencial.
Gracias a ello, ha logrado avances que lo distinguen de otras naciones. En un entorno internacional complejo y desafiante, México está creciendo, atrayendo inversiones y generando empleos como nunca antes. Ésta es la primera Administración en que se ha crecido todos los años, desde hace cuatro sexenios. La Inversión Extranjera Directa y la generación de empleo han alcanzado cifras históricas. En un hecho sin precedente, el país está a punto de crear 3 millones de empleos en un periodo de cinco años.
Asimismo, mientras que el comercio se contrae en el mundo, el país mantiene su tendencia ascendente en este rubro. Nuestra nación sigue rompiendo récords en exportaciones de manufacturas y productos agroalimentarios, y mejorando su posición como potencia turística global. Con su positivo desempeño económico, México se consolida como una potencia emergente.
Para elevar la productividad y promover un desarrollo regional equilibrado, se está dando un impulso sin precedente a la ampliación y modernización de la infraestructura. Con proyectos vanguardistas en los sectores carreteros, ferroviario, portuario y aeroportuario, México no sólo está acercando e integrando mejor a los mexicanos, también está aumentando el comercio y el turismo, y multiplicando las oportunidades de la población.
En materia de desarrollo social, después de décadas, se están logrando avances tangibles y verificables en la reducción de todas las carencias sociales, lo que nos pone en la ruta correcta para abatir la pobreza, la desigualdad y la exclusión. Asimismo, destaca el esfuerzo nacional para mejorar la calidad de la enseñanza. Con el Nuevo Modelo Educativo, se ha dado un paso decisivo para contar con mejores maestros, mejores escuelas y mejores contenidos educativos.
Si bien aún persisten importantes desafíos, como los pendientes en seguridad, es innegable que el cambio con rumbo que prometimos a los mexicanos desde el inicio de esta Administración, está en marcha y ofreciendo sus primeros resultados. Avanzamos en la dirección correcta. Sigamos trabajando juntos, con la certeza de que los mejores resultados de este proceso de transformación llegarán en los próximos meses y años.

.

.

.

.