Sicaria confiesa haber tenido sexo con decapitados

Juana, una interna del Centro de Reinserción Social de Baja California, era la encargada de anestesiar y cortar orejas de los secuestrados, además presumió que le gustaba tener sexo con los decapitados y luego bebía su sangre, de acuerdo a Letra Roja.

 

Juana alias 'La Peque' de 28 años, nació en el estado de Hidalgo, comenzó su carrera en la delincuencia desde que trabajo como sexoservidora en bares y poco tiempo después se convirtió en una 'halcona' del Cártel, cuyo trabajo era el contraespionaje de militares y policías.

 

La sicaria narró una terrible historia que recordó, se trataba del secuestro de la esposa de un empresario mexicano.

 

'¿Prefiere que le corte la oreja izquierda o la derecha?, dígame para saber en cuál ponerle anestesia', cuenta Juana, además añadió que la familia pago el rescate por la mujer, pero tres meses después la regresaron a su casa sin ambas orejas.

 

'La Peque' estudia la preparatoria y aprende contabilidad en el Centro de Reinserción Social de Baja California.

 

Con información de Terra