Triple homicidio, pedofilia y animales congelados, así fue el arresto en México de un líder de una secta



Ciudad de México, 7 de noviembre (Infobae/SinEmbargo).- El presunto líder estadounidense de una secta, sus cuatro esposas, una concubina y otras 21 personas, entre ellas, un número indeterminado de menores, fueron detenidos en el estado mexicano de Chihuahua durante un operativo derivado de la investigación de tres asesinatos, informó el domingo la fiscalía regional.

Las capturas de esas personas fueron efectuadas en el municipio de Cuauhtémoc, uno de los más habitados de Chihuahua, fronterizo con los Estados Unidos, quienes al parecer vivían acompañados de animales muertos, congelados y disecados.

Orson William Black Jr., “prófugo de la justicia norteamericana por delitos sexuales” y señalado como el líder de “la comuna”, ingresó a México de forma ilegal y fue capturado en una acción conjunta efectuada entre el viernes y el domingo por autoridades mexicanas, el FBI y personal del Departamento de Estado de los Estados Unidos, indicó en un comunicado la fiscalía de Chihuahua.


Elementos de la Fiscalía General del Estado, catearon domicilios. Foto: Fiscalía Chihuahua

En total fueron aprehendidos 27 estadounidenses “con estancia ilegal en México”, entre ellos, las presuntas “cuatro esposas y una concubina” de Orson William Black Jr. en los cateos a tres casas y dos ranchos situados en territorio menonita del municipio de Cuauhtémoc, de unos 150 mil habitantes, detalló la fiscalía en un comunicado.

Ninguno de los capturados es menonita.

En ese grupo de detenidos “hay menores”, dijo a la AFP el vocero de la fiscalía, Carlos Huerta, pero no precisó cuántos ni de qué edades.

El operativo, llevado a cabo por un centenar de policías, fue producto de una investigación de la fiscalía de Chihuahua sobre los asesinatos en esa zona de tres hombres estadounidenses de 15, 19 y 23 años, perpetrados el 10 de septiembre. Orson William Black Jr. figura como sospechoso de esos crímenes.

Se investiga su “posible autoría”, reveló la fiscalía regional, que lo acusa de “tráfico humano”.


Uno de los animales muertos secuestrados en el rancho de la secta. Foto: Especial vía Infobae

Uno de los elementos que alertó a las autoridades mexicanas fue que ninguno de los jóvenes asesinados ni las personas que acudieron a reclamar sus cadáveres tenían actas de nacimiento.

Orson William Black Jr. “era buscado desde hace 15 años por delitos de índole sexual en los Estados Unidos y huyó a México”, señaló la fiscalía. La página web del Departamento de Estado de los Estados Unidos lo ubica como “prófugo” en una breve ficha.


Black Jr. y el resto de los detenidos fueron acusados también de delitos contra la biodiversidad, ya que tenían en su propiedades más de medio centenar de animales disecados. Se ignora por el momento con qué fin los conservaban.

La fiscalía encontró semblantes petrificados de un pavo real, un búho, cebras, búfalos, ardillas negras, un león, gallinas del Perú, un león y zorros rojos, entre otras especies.

Fueron encontrados igualmente “varios animales muertos y congelados” y se aseguraron 12 vehículos de diferentes tipos, marcas y modelos, como una casa rodante con placas de Chihuahua y de los Estados Unidos, concluyó la fiscalía.(SINEMBARGO)