ELECCIONES 2018

ELECCIONES 2018

“Lo quiera o no lo quiera, la mafia va para fuera”, clama López Obrador en Sonora



SAN LUIS RÍO COLORADO, Son. (apro).- Optimista por las encuestas que lo favorecen en la carrera presidencial, Andrés Manuel López Obrador vaticinó su victoria en los comicios del próximo 1 de julio, y vitoreó frente sus simpatizantes sanluisinos: “Lo quiera o no lo quiera, la mafia va para fuera”.

El tabasqueño, abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por Morena-PT-PES, festinó un inminente triunfo en las urnas.

“Me van a tener que poner la banda (presidencial)”, celebró por adelantado el candidato presidencial durante el primer mitin de una gira proselitista de tres días por territorio sonorense.

López Obrador también manifestó su preocupación por pasar a la historia como un presidente que trabajó por el bien de los mexicanos, por lo que pidió al electorado sonorense su confianza.

También te recomendamos
Ayuntamiento de San Luis Río Colorado cierra acceso a lugar donde se realizaría mitin de AMLO
“Sé lo que han hecho todos los presidentes de México, desde Guadalupe Victoria hasta el actual, y no quiero pasar a la historia como un como un mal presidente, porque no quiero ser como Santa Anna ni como Porfirio Díaz, o como el chacal de Victoriano Huerta”, puntualizó López Obrador.

Luego, agregó: “Tampoco como el padre de la desigualdad moderna: Salinas de Gortari; ni como el traidor a la democracia, Vicente Fox: ni como el irresponsable de Calderón que se robó la Presidencia y, para tratar de legitimarse, le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, le declara la guerra al narcotráfico y convierte a nuestro país en un cementerio; tampoco me voy a manchar las manos de sangre como Peña Nieto”.

En cambio, propuso que seguiría el ejemplo de Benito Juárez, de Francisco I. Madero, y del general Lázaro Cárdenas del Río.

El tabasqueño insistió en que –si gana en las urnas el próximo 1 de julio–, durante la descentralización de las secretarías de Estado, se desplazaría la Sagarpa a Ciudad Obregón.

“Vamos a ayudar a los productores, hay más de 30 mil ejidos abandonados, más de cien millones de hectáreas abandonadas en el país en una política absurda que han venido imponiendo”, acusó.

En el encuentro recordó a los asistentes su propuesta presidencial de recorrer 30 kilómetros tierra dentro las aduanas fronterizas; reducir en esta región el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 35 a 20%, y homologar el IVA de los estados fronterizos con sus contrapartes en Estados Unidos.

Esta iniciativa incluye disminuir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a energéticos; duplicar el salario mínimo en la frontera; equiparar en esta región los precios de la gasolina con Estados Unidos, y reducir las tarifas de energía eléctrica.

Además, insistió en que no utilizaría los servicios del Estado Mayor Presidencial, vendería el avión presidencial y reduciría la atención médica privada de funcionarios de primer nivel, pues hasta cirugías plásticas se realizan y “se estiran el cuello a costillas del pueblo, del erario”.

López Obrador adelantó que no ocuparía la residencia oficial de Los Pinos porque será parte del Bosque de Chapultepec y dará paso al arte y la cultura; reiteró que se reduciría a la mitad el salario con la promesa de que “rebajaría los sueldos de los de arriba y aumentaría el de los de abajo”.

Se acabaría, aclaró, “el copete de privilegios que existe en el gobierno”.