MG

Las emociones tóxicas inciden en la calidad de vida de las personas: Concepción San Juan Cortés



:: Instituto Municipal de la Mujer de Tuxtepec ofreció taller en donde se dio información de cómo identificar y controlar las emociones que hacen mal para transformarlas en positivas.

Tuxtepec, Oaxaca.- Para poder controlar nuestras emociones tenemos que identificar  aquellas que nos hacen mal y transformarlas en emociones positivas que nos permitan ser felices, afirmó la Directora del Instituto Municipal de la Mujer de Tuxtepec, Concepción San Juan Cortés durante el taller denominado  Emociones Tóxicas: Cómo identificarlas, Procesarlas y Solucionarlas, que impartieron las psicólogas Fabiola Mora Nava y Sheila Hilario Rojas de Psyco Educando Desarrollo Humano y Organizacional.

Con la asistencia de más de 50 mujeres, este taller organizado por el Gobierno Municipal de Tuxtepec que encabeza el Presidente Fernando Bautista Dávila a través del Instituto Municipal de la Mujer, nace como una necesidad ante la violencia detectados en el municipio en contra de la mujer y  tuvo como objetivo el reconocer, comprender, aceptar, superar y liberar en forma sana y responsable las emociones sin negarlas, transformándolas en positivo así como conocer y entender la relación entre mente-emoción-cuerpo es decir: pienso, siento y actúo.

Durante tres horas que duró este curso las ponentes trataron temas sobre: ¿Para qué son las emociones?, Aspectos biológicos y neurológicos de la emoción, Alfabetismo emocional, Diferencias entre emoción y estado de ánimo, La naturaleza de las emociones tóxicas y El sendero de conversión de una persona tóxica.

Además de: La experiencia de la toxicidad emocional, Consecuencias de la toxicidad emocional en la salud mental, Educación Emocional, Resultados del aprendizaje emocional, Inteligencia Emocional como recurso para solucionar conflictos y La sabiduría emocional.

La Directora del Instituto Municipal de la Mujer dijo que según los estudios señalan que la manera de afrontar las emociones tóxicas inciden directamente en la calidad de vida de las personas: llámese miedo, ansiedad, enojo, envidia u otro sentimiento, el cerebro puede reconducirlas a alguno de los órganos del cuerpo mismas que no solo influyen en el estado de ánimo, sino que tienen una trascendencia mucho mayor.

Afirmó que este tipo de emociones cuando alcanzan niveles extremos, poseen una gran capacidad destructiva, por lo que es de gran utilidad aprender cómo lidiar con ellas en el día a día.

Concepción San Juan Cortés, abundó que sanar las emociones implica prepararse a uno mismo para liberarse de las emociones negativas y tóxicas que, en definitiva, no ayudan a encontrar una solución. La propuesta de este fue otorgar a cada emoción el verdadero significado que tiene para ser felices y desechar toda emoción que daña al ser humano.



.

.

.

.