Masca la Iguana: Contra la chingada…¡respira!

La libertad es un aire habitual, sin perfumes exóticos, que se respira junto con el oxígeno sin pensarlo, pero conscientes de que existe.
Juan Carlos Onetti (1909-1994) Escritor uruguayo.

Luis Fernando Paredes Porras

El mundo nunca es buen lugar para vivir…si así se piensa. Incluso se puede argumentar que es una cloaca, si así se siente y dicen que para modificar lo que se siente y piensa el respirar ayuda.

Ayer dialogué otra vez con Constancio Gribaudo, se dedica a viajar por el mundo, dice que calcula que en estos tres años que no nos vimos visitó como 450 ciudades, en algunas se quedó tiempo y en otras entró y salió el mismo día.

Con ese recorrido por delante regresa a Tuxtepec y me confirma lo que sabemos: el mundo sufre, o mejor dicho la humanidad, nosotros estamos sufriendo. Hay dolor y profunda crisis en muchos sentidos, lo cual, desde la mirada de la posibilidad de un salto cualitativo personal y como especie es valioso, me asegura el Gurú de la Gran Fraternidad Universal.

Y es que dice Constancio que después de tantas décadas de estar impartiendo charlas y talleres de meditación y distintos tipos de yoga, es realista y sabe que los humanos aprendemos más por dolor que por placer. Y por supuesto reconocemos que el ideal personal debe ser aprender a aprender mediando el placer que ello significa.

Al caso viene el que me encontrara en la red un video donde niñas y niños dan testimonio que ante un ataque emocional de enojo y quizá ira, el respirar ayuda a calmar la mente y el corazón. Eso lo sabe Constancio y es parte de lo que anda compartiendo ahora ya de tiempo completo por el orbe y por amor a la humanidad.

Aquí la liga del video: https://www.youtube.com/watch?v=RbAV72u_WXE

Nos es prioritario aprender a controlar nuestras emociones si queremos ser felices pensando y sintiendo que el mundo en general y el contexto en particular, es un buen sitio para vivir o, como le dije a Constancio que diríamos en la cuenca del Papaloapan, sentimos y pensamos que nos está llevando la chingada.

Me pregunta la iguana que si sirve igual que al inhalar huela a mierda, porque a ella le enoja que las autoridades municipales, a sabiendas del tesoro que es el iguanario del arroyo Moctezuma, no se hayan al menos pronunciado, para comenzar, en reconocer su valía.

La escucho y juntos respiramos sin hacer gestos.