Pide PRD al Ejecutivo evitar espionaje y garantizar derecho a la intimidad y privacidad

 

En Sesión de la Diputación Permanente del Congreso del Estado, la diputada local del PRD, Silvia Flores Peña, presentó Punto de Acuerdo para exigir al Gobierno del Estado su deslinde contundente o la persecución implacable a los responsables de actos de espionaje en contra de periodistas y activistas en derechos humanos.

 

La legisladora puntualizó que, “recientemente el gobierno federal ha sido sometido a la sospecha de ejercer sin derecho alguno, sistemas de espionaje a la vida íntima y comunicaciones privadas de personas en general y en específico de algunas que son defensoras de derechos humanos o de las que ejercen el periodismo”.

 

A nivel local, Flores Peña indicó que por igual circula en medios y redes sociales la denuncia de espionaje en contra de una lista de comunicadores en la entidad, por parte de un servidor público ligado al actual titular del Ejecutivo Estatal.

 

Por ello, a nombre de la Fracción Parlamentaria del PRD en el Congreso del Estado, exigió al Poder Ejecutivo Estatal, a través del Secretario General de Gobierno y Secretario de Seguridad Pública; garantizar el derecho humano a la intimidad y a la privacidad de las conversaciones de las personas, estableciendo estrategias para la prevención de ilícitos.

 

De igual forma, les exhortó de abstenerse de utilizar las herramientas tecnológicas de las que dispone la Secretaría de Seguridad Pública, mediante el Centro de Control, Comando y Comunicación, y las áreas de investigación de la Policía Estatal, con el fin de intervenir las comunicaciones privadas de las personas activistas en derechos humanos y las que ejercen el periodismo en Oaxaca.

 

Finalmente, la diputada del Sol Azteca hizo un llamado al Fiscal General del Estado y al Delegado de la Procuraduría General de la República, para que se avoquen a investigar los posibles delitos derivados de posibles conductas que infringen las normas, y que se relacionen con violaciones a los derechos humanos, a la intimidad y privacidad; principalmente de las comunicaciones privadas de activistas de derechos humanos y periodistas.