.

.

Exige PRD evitar espionaje y garantizar derecho a la privacidad



En Sesión Extraordinaria en el Congreso del Estado, los diputados del PRD Carol Antonio Altamirano y Silvia Flores Peña, presentaron un Punto de Acuerdo para exhortar al Poder Ejecutivo del Estado a garantizar el derecho a la intimidad y a la privacidad de la ciudadanía.

Al hacer uso de la palabra en representación de sus compañeros, el Vicecoordinador Horacio Antonio Mendoza, expresó que el gobierno federal y el Gobierno del Estado de Oaxaca, han sido señalados de que, sin facultad alguna, en contravención a las normas antes señaladas y violando los derechos humanos, han estado realizando labores de espionaje a la vida íntima y a las comunicaciones privadas de personas en general, y en específico de algunas que son defensoras de derechos humanos y las que ejercen el ejercicio periodístico.

El legislador del Sol Azteca puntualizó que curiosamente el llamado sistema PEGASUS, fue adquirido en la época en que un connotado priista fungía como Procurador General de la República; Jesús Murillo Karam.

A nivel local, precisó, por igual circula en medios y redes sociales la denuncia de espionaje en contra de una lista de comunicadores en la entidad, por parte de un servidor público ligado al actual titular del Ejecutivo Estatal, “que exigimos sea investigado hasta su totalidad”, dijo.

En este sentido, el diputado Horacio Antonio, agregó “la sola sospecha de violaciones graves a los derechos humanos a la intimidad y privacidad exige de los gobiernos Federal y Estatal su deslinde contundente o la persecución implacable a los responsables de estos actos, que las normas penales tipifican como delitos”.

Por ello, exhortó al Poder Ejecutivo del Estado, a través del Secretario General de Gobierno y Secretario de Seguridad Pública; para que en primer lugar, el primero como responsable de las relaciones internas en el Estado y el segundo, como principal ejecutor de la función de seguridad pública; garanticen el derecho humano a la intimidad y en especial a la privacidad de las conversaciones de las personas, estableciendo estrategias para la prevención de ilícitos; además de abstenerse de utilizar las herramientas tecnológicas de las que dispone la Secretaría de Seguridad Pública, mediante el Centro de Control, Comando y Comunicación, y las áreas de investigación de la Policía Estatal, con el fin de intervenir las comunicaciones privadas de las personas activistas en derechos humanos y las que ejercen el periodismo en Oaxaca, sin causa justificada; y con motivo de su actividad social o profesional respectivamente.