"Una mala decisión del presidente sí puede llevar a México a que se joda": EPN

La corrupción, como lo ha sido durante esta administración, sigue siendo la tercer mayor preocupación de los mexicanos.

Entre aplausos y cálculos de diversos estudios que estiman que el costo de la corrupción podría alcanzar hasta un maxima del 10 % del PIB, se presentó el presidente Enrique Peña Nieto en el foro "Impulsando a México: la fortaleza de sus instituciones", donde aseguró que su gobierno ha atendido el tema de la corrupción.

Peña Nieto inició destacando la creación de instituciones durante el S. XX y que perduran, bien o mal, hasta la actualidad. "En lo que va del S.XXI se han emprendido cambios estructurales que fortalecen a las instituciones" y detalló que este nuevo sistema "permite sentar bases que nuestro país tenga un desarrollo económico y social fuertes".

Con base en los cálculos del Banco Mundial, de cada 100 pesos generados por personas activas económicamente, 10 terminan en espacios corruptos.

"Es claro que el mundo, que el ámbito financiero y el mundo entero hoy ve a México como una potencia emergente... como un país que ha definido la ruta correcta".

Sostuvo Peña Nieto, en contraste con el último informe de Transparencia Internacional (Gente y corrupción: América Latina y el Caribe) que asegura que México es el país de América Latina donde los ciudadanos pagan más por sobornos.

La corrupción vulnera a las instituciones

"Hemos sido un gobierno que ha atendido el tema de la corrupción, un tema que se ha acentuado y está en la sensibilidad de la sociedad", declaró el ejecutivo mexicano.

"Hoy tenemos dos sistemas que nos ayudan a combatir la corrupción. Uno de ellos es el Sistema Nacional de Transparencia que obliga que a que todos los poderes del Estado sean entidades que están sujetas y obligadas a rendir cuentas claras".

En junio del 2017, Óscar Guerra Ford, comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) afirmó que el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT), contenido en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), cuenta con más de 90 millones de registros de información pública.

El mandatario afirmó que "cualquier ciudadano puede preguntar sobre el destino o aplicación de recursos".

Por otro lado, el Sistema Nacional Anticorrupción, de acuerdo con Peña Nieto, "está diseñado para que el Estado emprenda políticas públicas, defina acciones en su interior, que permite cerrar las brechas a la discrecionalidad y espacios donde eventualmente pueda haber corrupción".

No obstante, la configuración de dicho sistema ha hecho que este iniciara tarde y de malas, pues ni siquiera se ha logrado la designación de un fiscal nacional y ni de los magistrados que lo conformarán. Además, existen casos como los de Chihuahua ni Veracruz (gobernados por Javier y César Duarte, respectivamente), que aunque tuvieron dos años para reformar sus constituciones, ni siquiera tienen un prototipo anticorrupción a nivel local.

La corrupción no tiene la culpa

"Cualquier cosa que ocurra hoy en día es por la corrupción", se quejó el presidente, "detrás de cada evento quieren encontrar un responsable o culpable, y siempre es decir -fue la corrupción-". El presidente del país donde gobernadores desfalcan a "sus" estados; donde la irregularidades en la construcción de edificios y carreteras provocan la muerte de personas cuando la naturaleza produce socavones en las vías o el colapso de edificios; donde se expone una estafa maestra bajo la cual servidores públicos despojan a los mexicanos de lo que les corresponde -sin que nadie esté sujeto a un proceso legal-, no cree que todo lo malo que sucede en México sea culpa de la corrupción.

Aquel presidente que declaró en 2014 que "para combatir la corrupción se debe partir de reconocer que es un asunto de orden cultural", sostuvo en 2017 que es necesario darle "justa dimensión a las cosas".

El jefe del Estado mexicano manifestó que la corrupción no ha incrementado durante su mandato, sino que debido a que la ciudadanía está "más preparada y mejor informada", estos casos de corrupción son más notorios que antes.

Asimismo, exhortó a los mexicanos a realizar un proceso reflexivo, pues a pesar de que su gobierno "aprecia las críticas que recibe" la autocrítica es necesaria para combatir la corrupción de manera conjunta.