MG

ENSAJE DEL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN, ALFONSO NAVARRETE PRIDA, AL DAR POSESIÓN COMO SECRETARIO DE DESARROLLO SOCIAL A EVIEL PÉREZ MAGAÑA

Ciudad de México, 10 de enero de 2018

MENSAJE DEL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN, ALFONSO NAVARRETE PRIDA, AL DAR POSESIÓN COMO SECRETARIO DE DESARROLLO SOCIAL A EVIEL PÉREZ MAGAÑA



Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Como ustedes saben, el día de hoy el Presidente de la República, en uso de facultades constitucionales, particularmente la que le otorga el artículo 89 de la Constitución General de la República, decidió hacer cambios en la esfera de lo administrativo, y aceptó la renuncia de dos grandes colaboradores de su administración y de amigos desde hace muchos años.

En uno de los casos fue el Secretario de Gobernación, y en otro de los casos fue del Secretario de Desarrollo Social, el licenciado Luis Miranda Nava, quien emprenderá un proyecto personal que, sin duda, estoy seguro redituará en frutos positivos de una carrera de esfuerzo, de una carrera de constancia, de una carrera de lealtad, de una carrera de amistad y de nunca rendirse.

En su lugar, el Presidente de la República designó al licenciado Eviel Pérez Magaña, un hombre de gran trayectoria también en la vida política, en el servicio público y, particularmente, en su estado natal que dignamente representa, que es el estado de Oaxaca.

Yo quisiera, porque ese fue el encargo del Presidente de México que me ha dado en esta ceremonia en especial, agradecer puntualmente al licenciado Enrique Miranda por el esfuerzo desarrollado no solamente en estos cinco años de la administración, sino en todo lo que tuvo que haber previo para que un proyecto en beneficio de los mexicanos pudiera concretarse durante estos cinco años.

Un enorme esfuerzo de lealtad, un enorme esfuerzo que lleva atrás de él una gran disciplina, una gran constancia, un gran sentido social, de vibrar socialmente con las necesidades de la gente y un gran compromiso con un proyecto de país que hoy en muchas de sus áreas está dando frutos concretos.

Ha sido el licenciado Miranda Nava testigo y actor de grandes cambios que ha tenido nuestro México en varios años ya, en muchos años, no solo en cinco, y ha cristalizado ese esfuerzo en este momento en el Gobierno Federal, con la Secretaría de Desarrollo Social, en donde el reconocimiento que no es dubitativo, que me consta, de su entrega y de su trabajo en favor de esta Secretaría, de la gente más necesitada, y en particular en este año con un evento cualitativamente distinto a los que enfrenta el país todos los años, como fueron dos grandes sismos, su compromiso y su entrega en la gente más desprotegida y vulnerable del país, que fue la población chiapaneca, fue incansable.

Si hoy hay algo que agradecer en el gobierno de Chiapas y de Oaxaca, porque la Secretaría de Desarrollo Social intervino en Chiapas, Oaxaca, en Puebla, en Morelos, en Hidalgo, en Estado de México y Distrito Federal, pues si hay algo que agradecer, es la responsabilidad que a mí me consta que le encomendaron en Chiapas, fue el denodado sacrificio y esfuerzo de tiempo completo para poder organizar desde ayuda humanitaria de emergencia, pasando por un sismo, pasando por un programa de reparto de tarjetas, y que hoy esto se traduce en construcción, en entrega de vivienda, en que la gente tiene muchas de ellas ya mejores condiciones que se tenían antes de iniciar este proceso desastroso en términos naturales y, desde luego, beneficioso en términos sociales, que ha sido la reconstrucción.

Que quede constancia clara de ese agradecimiento, de ese reconocimiento, de esa entrega de muchos años, de esa constancia, de esa lealtad y de ese sacrificio.

Y mucho éxito, pero mucho éxito sincero en el proyecto que ahora emprende y en los nuevos que seguramente van a venir.

El licenciado Eviel Pérez Magaña, que es un amigo, compañero de legislatura, compañero de batallas desde la oposición, éramos oposición en la Cámara federal, con un enorme sentido de responsabilidad hacia lo que más le convenía al país, una oposición inteligente, sensata, crítica y constructiva, que tanta falta hace en las sociedades, tiene toda la experiencia, el cúmulo de capacidades, también la vocación social y el sentido social.

El Presidente ha hecho claridad en la encomienda que le ha dado en seguir firmemente llevando a cabo programas no asistencialistas, sí asistenciales de gran convocatoria social en beneficio de los mexicanos para tener un México mucho más incluyente y aspirar a un México Próspero en donde más interviene SEDESOL.

Y estoy seguro que va a realizar este esfuerzo con toda dedicación, con lealtad y con patriotismo al servicio de México.

Que tenga mucho éxito, señor Secretario, mucho éxito don Eviel, y mis mejores deseos a todos los colaboradores de esta gran Secretaría, pero gran Secretaría, que es una de las caras más generosas que tiene el Estado mexicano en beneficio de su gente.

Muchas felicidades y mucho éxito.

.

.

.

.