MG

Coca-Cola cierra indefinidamente una sucursal en México por constante asedio criminal

La empresa explica en un comunicado que los trabajadores y sus familiares han sufrido recientemente amenazas y agresiones por parte del crimen organizado.
La empresa Coca-Cola FEMSA informó este viernes que cerrará de manera indefinida su centro de distribución en la localidad de Ciudad Altamirano, en el estado de Guerrero (México), debido al "hostigamiento de grupos delincuenciales" en los últimos dos meses, según precisa un comunicado emitido por la compañía e informan medios locales.

En el texto empresarial se manifiesta que desde principios de este año, tanto los trabajadores de Coca-Cola FEMSA en Ciudad Altamirano como sus familiares han sufrido constantes amenazas y agresiones por parte de miembros del crimen organizado.

La empresa asegura que la decisión ha sido motivada por la ausencia de un estado de derecho y "de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura" en la región. Asimismo, alega que la prevalencia de la impunidad hace imposible el normal desarrollo de sus labores, después de más de 40 años trajabando en el territorio.

El cierre entró en vigor este mismo viernes, y pretende preservar "la seguridad de más de 160 colaboradores" que trabajan en el lugar.

El pasado martes, un grupo de delincuentes atacó a trabajadores de Coca-Cola FEMSA que vendían refrescos en las inmediaciones del centro.
La noche de este jueves, un grupo de unos 20 hombres armados intentó incendiar las instalaciones de la compañía y perpetró un ataque desde una furgoneta contra las autoridades que protegían el lugar.

MOTOTAXIS CHILTEPEC

MOTOTAXIS CHILTEPEC