MG

Meade asegura que Peña es honesto y AMLO un peligro para el peso; olvida el nombre de su libro



CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tres veces le preguntaron: “¿Peña Nieto es honesto?”, y hasta la tercera el candidato presidencial priista José Antonio Meade afirmó, durante su participación en el programa Tercer Grado, “sí, lo es”.

Sin embargo, realizó más de 30 menciones contra su adversario Andrés Manuel López Obrador, de Morena, quien se convirtió en el tema más recurrente de su intervención en el programa de Televisa, al grado de afirmar que si gana el tabasqueño la estabilidad del peso está en juego.


Elusivo a la hora de señalar los casos de corrupción, Meade le reviró al periodista René Delgado que si tenía alguna diferencia con el dirigente sindical de los petroleros, Carlos Romero Deschamps, entonces “denúncialo”. El candidato del PRI negó que el artífice del Pemexgate y con más de 5 denuncias pendientes sea un personaje corrupto.

En uno de los momentos más bochornosos de la entrevista colectiva, le preguntaron a Meade: “¿cómo se llama su libro?”, y respondió: “no me acuerdo”. “¿Si lo escribió usted?”, le reiteró Carlos Loret de Mola. “Lo único que no escribí fue el título”, abundó.



También se confundió cuando le dijo a Leopoldo Gómez, vicepresidente de Grupo Televisa: “cuando tú trabajaste en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ya se analizaba un nuevo aeropuerto”. “Trabajé en la Secretaría de Economía”, le aclaró el anfitrión de la emisión.

En hora y media de preguntas con los periodistas Raymundo Rivapalacio, Leo Zuckerman, Joaquín López Dóriga, René Delgado, Carlos Loret de Mola y Leopoldo Gómez –Denise Maerker no estuvo presente por una lesión en la muñeca–, el candidato presidencial priista se dedicó a hablar más en contra de López Obrador que a exponer sus propias propuestas.

Exsecretario de Relaciones Exteriores, de Desarrollo Social y de Hacienda durante este gobierno, Meade afirmó que la inestabilidad en el tipo de cambio se ha provocado por el riesgo de percepción de la victoria de López Obrador. Así sucedió en 2006, en 2012 y hasta en 2017, cuando se percibió el posible triunfo de Delfina Gómez en el Estado de México, dijo.

Paradójicamente, en la primera hora de la entrevista, Meade hablaba de López Obrador, mientras el candidato de Morena se encontraba en otra entrevista con el conductor de TV Azteca, Javier Alatorre, hablando sobre su conflicto con los empresarios y su propuesta contra la corrupción y un aeropuerto alterno en Santa Lucía.

“¿Por qué no han trascendido tus propuestas?”, le preguntó López Dóriga al candidato priista, y él afirmó: “porque necesitamos más espacios como éste”, a pesar de que la cobertura favorable en radio y televisión más alta es para el propio Meade, según el monitoreo realizado por el Instituto Nacional Electoral.

Tecnócrata de larga carrera, Meade se emocionó cuando Leo Zuckerman se confesó “neoliberal” y a favor de las reformas emprendidas en este sexenio. “Yo también soy neoliberal”, confió el extitular de Hacienda.

Negó una y otra vez que él hubiera consentido la corrupción en el sexenio de Peña Nieto. “Ni por omisión” está involucrado en escándalos como La Estafa Maestra, en Sedesol, apuntó. Y volvió a presumir que emprendió acciones contra más de 400 funcionarios, pero que le correspondía a la Auditoría Superior de la Federación definir las irregularidades.

Al ser cuestionado sobre el escándalo de Odebrecht o sobre casos como los de gobernadores priistas, Meade admitió que han afectado la percepción hacia su partido, pero que lo importante es “ver hacia el futuro”.

En redes sociales, el hashtag #MeadeEnTercerGrado ocupó durante la noche el primer lugar de las tendencias en Twitter, con más de 30 mil menciones, pero pronto se desvaneció en las redes sociales.

MOTOTAXIS CHILTEPEC

MOTOTAXIS CHILTEPEC