viernes, 18 de octubre de 2019

Deja un mal precedente haber dejado libre al hijo de ;El Chapo;, afirma analista



La decisión de dejar libre a Ovidio, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, deja un mal precedente en la forma de combatir a la delincuencia organizada, afirmó el especialista en temas de seguridad y Fuerzas Armadas, Javier Oliva.

"El problema que puede traer es que otras organizaciones criminales hayan aprendido en modo de operar y esto se convierta en una manera de resistir a los actos de autoridad".

El también investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, sostuvo que si eso sucedió para las dimensiones de un importante capo, "pues para otros casos puede darse en el mismo sentido".

¿Queda como mal antecedente?

"Es mal antecedente, sin duda alguna, por supuesto".

A partir de los hechos de Culiacán, en donde se registraron balaceras, bloqueos, vehículos incendiados, la estrategia en materia de seguridad pública del gobierno federal deberá ser analizada y revisadam agregó.

¿Se ve un gobierno débil frente a la delincuencia organizada?

"Más bien yo veo un gobierno con metas imprecisas, yo creo que no hay claridad en los objetivos y tampoco cómo lograrlos, en la misma medida".

"Por lo menos" a nivel local el gobierno ha sido rebasado en materia de seguridad público, como ha ocurrido en otras entidades como Tamaulipas.

Indicó que independientemente del grupo criminal del que se trate, la capacidad logística que tuvo para provocar todo el caos, genera desconfianza hacia las autoridades.

 

Foto: Notimex