jueves, 21 de mayo de 2020

COVID-19 impacta calificaciones crediticias de estados y municipios: Fitch Ratings






El efecto negativo del coronavirus conllevará impacto adverso en el desempeño financiero de los estados y municipios del país, por lo que las calificaciones de las entidades que ya presentan un nivel de estrés podrían presionarse todavía más, advirtieron expertos de Fitch.


Destacaron que la agencia calificadora considera alrededor de 300 créditos subnacionales en México y se prevé que el impacto sea de moderado a bajo en las calificaciones de financiamiento, beneficiados por la tendencia a la baja de las tasas de interés.

“Para 2020 se prevé que los ingresos propios, como federales de los estados y municipios se verán mermados por la contracción de la economía nacional”, reconoció Gerardo Carrillo, director de Finanzas Públicas para América Latina de Fitch Ratings.

“La agencia anticipa que durante 2020 se active el Fondo de Estabilización de Ingresos para las Entidades Federativas (FEIEF), lo cual amortigua reducciones en las participaciones federales ante una Recaudación Federal Participable (RFP) menor a la estimada en la Ley de Ingresos de la Federación”.

El sector subnacional registra un nivel de endeudamiento bajo y contenido, al cierre de 2019 el saldo de financiamientos y obligaciones reportados ante la Secretaría de Hacienda por parte de los estados y municipios, así como sus respectivos entres públicos, alcanzó cerca de los 600 mil millones de pesos, equivalente al 2.5 por ciento del PIB y similar al del ejercicio de 2018.

En la presentación denominada Impacto por Coronavirus en los Gobiernos Locales y Regionales y Organismos de Agua en México, participaron también Manuel Kinto, director de Finanzas Públicas Internacionales, e Ileana Guajardo, directora senior del Grupo de Finanzas Públicas Internacionales de Fitch.

Estimaron que las entidades que dependen más de las transferencias federales tendrán un impacto menor, ya que si bien se espera una baja en la RFP se tiene el FEIEF, el cual puede ser un mitigador de la baja en los ingresos.

“Curiosamente, los estados que dependen más de la RFP tendrán impacto menor que aquellos que dependen más de su recaudación propia”, subrayaron.

Ileana Guajardo añadió que el impacto esperado en la calidad crediticia de los organismos de agua es moderado. El principal reto viene en materia de recaudación, debido a la menor actividad económica por la pandemia, que podría elevar los índices de morosidad y las cuentas por cobrar.

Fuente: Notimex/foto: archivo/doh