lunes, 25 de mayo de 2020

¿Subió tu recibo de luz? Así puedes evitar ser reclasificado a tarifa de Alto Consumo

Con las medidas de aislamiento se ha incrementado el consumo de doméstico de electricidad por lo que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) puede reclasificar a tarifa de Alto Consumo a hogares que hasta ahora habían recibido la aportación gubernamental para bajo consumo.



Además de permitir ahorros, estas medidas pueden ayudar a la conservación del medio ambiente.



Para equipos de refrigeración:



Si tu refrigerador tiene 10 años o más, quizá es el momento de adquirir uno nuevo. Recuerda que las prácticas como meter alimentos calientes hacen trabajar más al equipo, lo que hace que consuma más energía, déjalos enfriar antes de guardarlos. Si vives en clima templado, recuerda colocar el termostato en niveles bajos o en niveles medios si estas en clima caluroso.

Si es el caso; reacomodar el refrigerador con las siguientes características: nivelado, lejos de fuentes de calor, separado de pared 10 cm, esto evitará que entre calor innecesario cada que se abra la puerta.


Para hábitos de consumo eléctrico:

Algunos equipos cuentan con componentes electrónicos (display), los cuales siguen consumiendo energía, aunque no se utilicen.

No dejes encendido innecesariamente el equipo cuando no lo estés utilizando, pues todos sus componentes estarán gastando energía (computadora, tv, estéreo, modem, reguladores, cargadores, etc.), concentrando los aparatos mediante un contacto múltiple, el cual se debe apagar a través del interruptor principal al final de utilizar los electrodomésticos. Esto incluye apagar los reguladores eléctricos convencionales.

En el caso de un equipo de cómputo portátil, se debe desconectar el cargador por seguridad y por el consumo mínimo que existe. Para el caso de un equipo de escritorio, todos sus elementos se encuentran energizados permanentemente y sumando el consumo en su Aviso-Recibo.


Para equipos de lavado de ropa:


Disminuya el número de sesiones de lavado en la semana, cargue la lavadora al máximo permisible cada vez y así disminuirá el número de sesiones de lavado semanal. La secadora consume mucha energía; limite su uso a situaciones de urgencia. Exprima la ropa al máximo antes de ponerla en la secadora, es preferible aprovechar la luz solar para secar la ropa, elimina bacterias, ahorra electricidad y gas. Es preferible aprovechar el sol para secar la ropa, ya que éste elimina bacterias y usted ahorra energía.

Utilice sólo el detergente necesario; el exceso produce mucha espuma y hace trabajar al motor más de lo conveniente.


Para instalación eléctrica:

Se recomienda se revise que en su instalación no existan puntos calientes o “fugas a tierra”; para evitarlo, es necesario cambiar la instalación eléctrica después de 15 años, debido a que naturalmente se van desgastando con el tiempo todos sus componentes, es necesario revisar la instalación con un electricista de su confianza.

Se recomienda revisar la ubicación del interruptor, con la finalidad de verificar el correcto tipo de interruptor, así como capacidad con la que cuenta, para evitar sobrecalentamientos y fallas periódicas. Además, sustituir accesorios que se encuentren flameados o en mal estado si es el caso.

Revisar enchufes del equipo y contactos de la instalación que se encuentren en buen estado y bien
conectados, de lo contrario el electrodoméstico está sufriendo daños internos y se deberán sustituir, ya que se genera un mayor consumo de energía eléctrica y por su seguridad.