México presenta nueva convocatoria de licitaciones

México presento nueva convocatoria de licitaciones para exploración y explotación de 35 campos petroleros. Los ganadores se definirán por la participación porcentual en las utilidades que ofrezcan al país.
México presentó este 28 de septiembre una nueva convocatoria de licitaciones para exploración y explotación de 35 campos petroleros en aguas someras del Golfo de México, cuya subasta se efectuará a finales de marzo de 2018, informó el gobierno.

La nueva licitación, la novena bajo las reformas energéticas del presidente Enrique Peña Nieto de 2014, ofrecerá contratos de producción compartida cuyos ganadores se definirán según la participación porcentual en las utilidades que ofrezcan los concursantes al estado mexicano, así como el monto de inversión que comprometa.

Los términos económicos del contrato contemplan también un mecanismo de ajuste que va aumentando la participación del estado en las utilidades, conforme crece la rentabilidad del contratista.

"Con ello capturamos las sorpresas positivas que pudieran presentarse en términos tanto de producción, como de precios", destacó Salvador Ugalde, jefe de unidad de ingresos en hidrocarburos del ministerio de Hacienda.
Las operadoras que ya participaron en las licitaciones anteriores estarán precalificadas para la nueva subasta, mientras que los nuevos aspirantes deberán haber operado al menos un contrato en los últimos cinco años y contar con inversiones de capital "costa afuera" de al menos 1,000 millones de dólares.

También deberán acreditar un capital contable de al menos 1,000 millones de dólares, o activos en balance general por 10,000 millones, además de grado de inversión, precisó el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda.

Tras la apertura de su sector energético, México ha lanzado ocho licitaciones principalmente en campos marinos, pero también terrestres, y una asociación entre la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y la australiana BHP Billiton para desarrollar el bloque de aguas profundas Trion, también en el Golfo de México.

En las licitaciones previas, se subastaron 94 áreas contractuales y se colocaron 70, según el ministerio de Energía.

La apertura del sector petrolero tras 76 años de monopolio estatal busca remediar el declive de la producción de México, que tras alcanzar en el 2004 un récord de 3.4 millones de barriles diarios de crudo cayó en la actualidad hasta un promedio de dos millones de barriles.

El 12 de julio pasado, un consorcio privado conformado por las extranjeras Talos Energy y Premier Oil y la mexicana Sierra Oil and Gas, anunció el descubrimiento "histórico" de un pozo con reservas de entre 1,400 y 2,000 millones de barriles en una zona de exploración en aguas someras del Golfo, que fue adjudicado en la primera ronda de licitaciones en julio de 2015.