.

.

La reconstrucción, otro desastre para la Ciudad de México


La indignación se apoderó de los propietarios de los primeros 13 edificios afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre al enterarse en los noticiarios de que esos inmuebles serán demolidos. Les duele, dicen, que el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, haya dado a conocer su decisión sin consultarlos directamente. Hasta el viernes 13 por la noche nadie en el gobierno capitalino sabía en cuánto tiempo se resolverá la situación de los miles de damnificados ni cuántas construcciones serán derribadas.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, presume en actos públicos que "la Ciudad de México está de pie" y tiene un fondo de 3 mil millones de pesos para atender este tipo de emergencias, pero en su gabinete no está claro cuántos capitalinos están en el desamparo ni cuántos edificios más habrá que demoler.

Hasta el viernes por la noche nadie sabía en cuánto tiempo se resolverá la situación de los miles de damnificados.

"Estamos integrado las carpetas de cada caso. No es un trámite de que ahorita voy y les notifico. Va a tardar al menos una semana más", comenta a Proceso el consejero Jurídico y de Servicios Legales, Manuel Granados Covarrubias.


El martes 10 por la mañana –tres semanas después del sismo–, Mancera anunció en conferencia de prensa que 13 inmuebles "categoría roja" –en riesgo inminente de derrumbe y que ponen en riesgo la vida de transeúntes, trabajadores o vecinos– serían derribados.

Explicó que los trabajos comenzarán en Concepción Béistegui 1503, colonia Del Valle, delegación Benito Juárez; en San Antonio Abad 122, colonia Tránsito, y en Génova 33, colonia Juárez, los dos últimos en la delegación Cuauhtémoc.

En esos casos la integración de sus expedientes ya estaba completa, expuso Mancera, y agregó que otros seis casos ya estaban "a punto" de definirse, aunque no precisó la fecha.

La lista de los 13 inmuebles se difundió en la prensa y fue entonces cuando sus propietarios supieron que su patrimonio será hecho polvo.

"Nos enteramos por los medios, pero hasta ahora nadie nos ha dicho cuándo ni cómo. No tenemos ninguna información oficial por escrito, ninguna notificación de nada. Esto ha sido una desinformación total desde el principio", asegura Adriana Miguel, propietaria de uno de los 20 departamentos del edificio ubicado en la calle Patricio Sanz 37, colonia Del Valle, que con el sismo se "asentó" sobre el estacionamiento, dañó un local comercial adjunto y se recargó en el inmueble de al lado.