México se despide del Mundial Sub-17

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Irán le marcó dos goles a México en solo 4 minutos, y eso le bastó para eliminarlo 2-1 en los octavos de final del Mundial Sub-17, que se disputa en la India.

Los iraníes aprovecharon sendos yerros de la defensiva mexicana para encarrilar la clasificación a la siguiente fase, en un partido en el que los dirigidos por Mario Arteaga dominaron con claridad la primera parte, pero no pudieron recuperarse del flojo arranque.
Irán obtuvo la ventaja desde el minuto 7 por medio de un penalti que ejecutó Sharif, tras una falta cometida por el defensa Adrián Vázquez.

Cuatro minutos después, Sayyad incrementó la cuenta, que sería decisiva, en otra desatención de la defensiva mexicana. El delantero se coló entre dos zagueros mexicanos para superar al guardameta César López con un balón bombeado desde los linderos del área grande.

México descontó a los 37 minutos con un remate que Roberto de la Rosa colocó pegado al poste derecho, luego de un rechace del guardameta tras un disparo de Diego Laínez.

Ya en la parte complementaria el juego se tornó parejo con aproximaciones de ambas selecciones. Sin embargo, ninguno de los jugadores supo concretar las acciones de peligro. De la parte mexicana, sus delanteros fallaron una y otra vez frente al arco de Irán.

En tanto, el guardameta López salvó su portería tras una ofensiva de Sayyad, a los 89 minutos, en el chance más claro del equipo rival en el segundo tiempo.

De esta manera, la selección nacional se despidió del Mundial sub-17 sin obtener un solo triunfo. México ha sido dos veces campeón mundial en esta categoría.

Por su parte, Irán avanzó por primera vez en su historia a la ronda de cuartos de final.

Al final, el entrenador Mario Arteaga reconoció que el equipo estaba para más. Dijo que les faltó mayor concentración. "En los primeros minutos nos comimos dos goles por errores infantiles".

Sin embargo, aceptó que "la derrota no nos sorprende", al admitir que su equipo no tuvo la capacidad para sobreponerse. "No estoy nada contento. Este equipo estaba para más, pero lo que se demuestra es otra cosa…".