.

.

Perdería México un millón de empleos sin el TLCAN

Pegaría directamente en la producción en áreas de alta integración con EU como textiles y automotriz.
Una eventual desaparición del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) provocaría la pérdida de casi un millón de empleos en México y la caída de la producción en áreas de alta integración con EU como textiles y automotriz, de acuerdo con un nuevo estudio.

Con la ronda cuatro de renegociación que, el reporte de la firma consultora estadounidense ImpactECON estima que la cancelación costaría a México 951 mil empleos, mientras que recortaría 256 mil empleos estadounidenses y 125 mil empleos canadienses.

"Para Canadá y México, la producción disminuye en varios sectores clave debido a una revocación del TLC, particularmente en aquellos sectores donde la producción está altamente integrada a EU", asegura ImpactECON, una consultora especializada en comercio exterior con sede en Colorado.

Más aún, el estudio afirma que el impacto en el PIB real sería de 0.83 por ciento.

El reporte incluye los efectos de la aplicación por parte de los 3 países de aranceles bajo los niveles de Nación Más Favorecida de la Organización Mundial del Comercio y únicamente considera los efectos en los empleos sólo en las áreas de baja especialización. "En Canadá serían los productos químicos, los metales y los vehículos automotores y en México serían en los textiles, la industria de vestido, los electrónicos, la maquinaria y los vehículos automotores", destaca el estudio titulado "Revocando el TLC: Perspectiva de cadena de suministro".

"Los resultados muestran que una revocación del TLC llevan a una caída del PIB, del comercio, de la inversión y del empleo en EU, Canadá y México, con la mayor parte de las pérdidas derivadas de la aplicación de la reciprocidad por parte de Canadá y México como exige la OMC", dice el reporte.
 
Asegura como inequitativa propuesta de EU en autos
Cumplir con un contenido mínimo de 50 por ciento estadounidense en los autos que se fabriquen en México para su exportación al amparo de los beneficios del TLCAN no sería tan complicado -incluso seguiría habiendo oportunidad de negocio al margen de esa exigencia-, pero resultaría marcadamente inequitativo, acusaron expertos del sector.

"Se puede llegar hacer, vamos a tener que comprar más cosas de Estados Unidos,... pero no se puede aceptar porque no sería un Tratado de Libre Comercio, no sería equitativo", resumió Manuel Montoya, director del Cluster Automotriz de Nuevo León.

En la actualidad, el TLCAN no considera contenidos específicos de cada país, como el propuesto por Estados Unidos, además de que la regla de origen regional actual es la más alta de cualquier Tratado, 62.5 por ciento para que se pueda exportar sin arancel.