MG

En Oaxaca sólo maquillan escuela, no hubo reconstrucción

Diana Manzo/Corresponsal
Santa Rosa de Lima, Oax. (#pagina3.mx).- En la escuela "Cristóbal Colón" que reúne a 256 estudiantes de nivel primaria de la comunidad zapoteca de Santa Rosa de Lima, que pertenece al municipio de San Blas Atempa hace apenas 15 días arrancó la remodelación de sus 10 aulas que colapsaron con el terremoto del 7 de septiembre, en esta institución educativa las autoridades no las reconstruyeron y tampoco instalaron aulas móviles.

Según la sección 22 de la CNTE, fue un total de 2 mil 670 escuelas las que se dañaron con el terremoto del 7 de septiembre, algunas con daño parcial y la mayoría con daño total, las cuales fueron valuadas de acuerdo a un dictamen que emitió la Coordinación de Protección Civil en la entidad.

Después de vivir la etapa de emergencia, los profesores reanudaron labores en el mes de enero de este año y durante 7 meses brindaron clases durante tres días a la semana (lunes, miércoles y jueves) en espacios prestados por sus padres de familia , entre ellos las instalaciones de una iglesia, un bar y cocheras en donde solo había un juego de sanitarios para los más de 200 estudiantes.

Al igual recibieron un apoyo otorgado por el gobierno de Oaxaca de 60 mil pesos que ocuparon para la compra de materiales, equipo y todas las necesidades que tuvo la institución durante los 7 meses, de enero a julio.

Después de ese tiempo y al ver la nula atención de las autoridades en el tema de la reconstrucción durante el periodo vacacional de verano, los profesores y padres de familia decidieron iniciar este nuevo ciclo escolar 2018- 2019 en sus instalaciones que aunque protección civil declaró no aptas, no tuvieron otra opción y tomaron clases en aulas sin ventanales y puertas, en espacios provisionales habilitados por la Fundación Save the Children y debajo de domos de lamina.

David Martínez Santiago, director del plantel educativo informó que además de las 10 aulas dañadas, los sanitarios también sufrieron afectaciones y la barda perimetral de la escuela, sin embargo la constructora "Tío Lucas" que ahora remodela las aulas le comunicó que el millón de pesos destinado por las autoridades del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) solo es para aulas y no incluye la reconstrucción de la barda.

Los trabajadores de la empresa constructora "Tío Lucas" quitaron el repello de las paredes y colocaron nuevo piso, y aseguran según el directo del plantel que colocaran puertas y ventanas, a lo que dijo "Eso es una maquillada".

El director señaló que previo a la constructora "Tío Lucas", lo visitaron cuatro empresas más pero ninguna portaba gafete y tampoco una orden de trabajo, solo expresaban que habían sido enviados por Iocifed.

"Ninguna de las cinco empresas, incluyendo Tío Lucas nos presentó un diseño arquitectónico, sin embargo no hubo otra opción que aceptarla, pero en vez de tirarla por lo que está dañada, vemos que ocuparan la misma estructura y sobre esa remodelaran, nuestros padres de familia están molestos porque la reconstrucción nunca llegó y tampoco aulas provisionales, se olvidaron de esta escuela", indicó.

Explicó que el terremoto trajo consigo también ausencia escolar, y es que por el miedo a los salones y la barda, diversos padres de familia prefieren no enviar a sus hijos a clases.

El directivo resaltó que esta situación del terremoto posiblemente podría afectar la educación en Oaxaca en al menos tres generaciones posteriores a la actual.

Por su parte, el regidor de educación del municipio de Juchitán, Fidel Morales Aragón señaló que la reconstrucción en las escuelas de esta localidad es lenta, de las 154 escuelas, solo 2 están reconstruidas en su totalidad, las primarias Centro Escolar Juchitán y Amado Nervo.

.

.

.

.