domingo, 14 de marzo de 2021

'Una película de policías', cinta que explora la corrupción en cuerpos policiacos de México


Cuando Alonso Ruizpalacios se decidió a filmar su nuevo proyecto quiso explorar las cadenas de corrupción e impunidad dentro de los cuerpos policiacos mexicanos, pero la experiencia durante su investigación lo llevó a no quedarse en ese primer plano y contar la vida de dos personajes reales que, desde su cotidianeidad, permitieran algo más que un juicio sobre la deteriorada imagen de esta institución y abrir el diálogo respecto a lo que significa ser policía en este país, con todos sus claroscuros. 

Dos años de investigación forman parte de este ejercicio cinematográfico que transita entre la ficción y el documental para lograr los retratos de Teresa y Montoya, interpretados por Mónica del Carmen y Raúl Briones. Durante este tiempo, Ruizpalacios y sus productoras Elena Fortes y Daniela Alatorre cruzaron límites no pensados al hacer cine, como la forma de filmar una historia que requirió documentar lo que pasa al interior de una de las instituciones mexicanas, aparentemente, impenetrables. 

 “Esta película reproduce un sistema disfuncional en el que estamos insertos todos, parte importante de la experiencia que queremos lograr con el espectador es justo la que tuvimos nosotras, el crew, el elenco para tratar de entender desde un lugar genuino lo que realmente significa ser policía en México y cuáles son las contradicciones, pero al mismo tiempo contar una película entretenida; y este lugar entre la ficción y el documental permite experimentar la historia de una forma distinta”, dijo a M2 Daniela Alatorre. 

Más allá de reflexionar sobre lo que se tendría qué hacer para romper las cadenas de corrupción dentro de la institución, para Elena Fortes la película representa la oportunidad de entender la corresponsabilidad entre ciudadanos y policías, se busca “trascender el discurso y el contexto polarizante que predomina en México y el mundo, esa es la intención, generar nuevas conversaciones en torno a la relación y percepción que tenemos de la policía, explorar por qué se han roto esos puntos”, dijo la productora. 

Una película de policías muestra las vidas de Teresa (María Teresa Hernández Cañas) y Montoya (José de Jesús Rodríguez Hernández), dos policías retirados que accedieron a contar sus historias, desde el sueño de seguir la tradición familiar y convertirse policías, hasta el hartazgo ocasionado por el sistema que terminó por absorberlos; para Teresa fue más complejo, pues enfrentó no solo las deficiencias de la corporación, sino también el machismo. 

Al final, unieron sus vidas, más allá de su profesión. Parte de la estrategia que siguieron Mónica del Carmen y Raúl Briones para interpretar a Teresa y Montoya consistió en recibir formación policial, y al mismo tiempo registrar con celulares lo ocurrido en sus entrenamientos. 

Fueron más de cien días los que ambos entregaron a este ejercicio que los llevó no solo al límite de su fuerza física, sino también emocional, “fue una experiencia tremenda, va más allá de lo que hace normalmente cualquier actor para otros proyectos, pero el resultado fue maravilloso”, dijo Daniela. 

Una película de policías tuvo su premier mundial en la Berlinale, donde obtuvo el Oso de Plata a la contribución artística, gracias al trabajo de su editor Yibrán Asuad, este premio se entregará durante una edición reducida que el festival prepara de forma presencial para el verano; mientras tanto, la película se abre paso rumbo a otros encuentros fílmicos que concluirán con su próximo estreno en Netflix.