jueves, 1 de agosto de 2019

La única embajada que quiero se llama presidencia de Morena: Yeidckol Polevnsky




Yeidckol Polevnsky, secretaria ejecutiva de Morena, reconoció que busca convertirse en presidenta nacional del instituto político.

Mencionó que la última reforma a los estatutos políticos posibilita la reelección de los cuadros directivos, aunque en su caso, dijo, no busca la reelección, pues eso implicaría buscar la secretaría general.

"No, yo no me voy a relegir, porque a mí me eligieron secretaria general… Si yo voy, llegado el momento, ahora iría por la presidencia, y se vale”, dijo.

La morenista precisó que, si bien no son los tiempos, llegado el momento “por supuesto que lo voy a hacer. La única embajada que quiero se llama presidencia de Morena”.

Recalcó que no le emociona ni le interesa una sede diplomática, ni un espacio en el gabinete.

Polevnsky Gurwitz justificó que en su partido es vital la paridad de género, de tal manera que, para las elecciones internas, las dirigencias ahora encabezadas por un hombre deben ser lideradas por una mujer.

“Donde hubo presidente, va presidenta”, afirmó.

Cabe recordar que a nivel nacional, Andrés Manuel López Obrador fue el último presidente en forma de ese instituto político, y en la entidad, Horacio Duarte Olivares, por lo que la declaración de Yeidckol fue interpretada como un portazo a las aspiraciones del diputado federal, Mario Delgado, y del senador Higinio Martínez, respectivamente.

Cuestionada sobre la posibilidad de que Mario Delgado se postule para la presidencia del partido, Yeidckol Polevnsky manifestó:

“Cuando deje de ser diputado y sea otra cosa, lo veré como otra cosa. Si tiene un interés, bienvenido. Toda competencia vale, pero mientras él es diputado, tiene que hacer sus tareas de diputado. Si hace otras, quedará mal como diputado y hará quedar mal a los otros. Que no tomen tareas del partido. Ellos quisieron ser diputados, todavía no llegan ni al año y ya están pensando en hacer otra tarea, y eso no se oye bien”.

También acusó de mezquinos a quienes la han acusado de dividir al partido, pues señaló, no reconocen los buenos resultados obtenidos en las últimas elecciones.

Apuntó que, lejos de dividir, se ha preocupado por sumar, lo que queda de manifiesto en el número de votos obtenidos.

 

Fuente:Proceso/Foto:Archivo/JAC