El Gobierno de México usa bots para manipular opinión en redes, afirma la Universidad de Oxford

Ciudad de México, 17 de julio.- México está en una lista de países cuyos gobiernos reclutan “soldados cibernéticos” que tienen la capacidad de manipular las redes sociales, de acuerdo a un estudio nombrado “Troops, Trolls and Troublemakers: A Global. Inventory of Organized Social Media Manipulation” de la Universidad de Oxford. Los usuarios de Facebook y Twitter son el blanco principal de esos “soldados cibernéticos”, dice.


El análisis realizado por una de las más prestigiadas universidades del mundo indica que hay evidencia de que gobiernos autoritarios o elegidos por la vía democrática utilizan herramientas para “moldear la opinión nacional o audiencias extranjeras”, según los autores del informe presentado en Inglaterra.

“Las redes sociales hacen que las campañas de propaganda sean mucho más fuertes y potencialmente más eficaces que en el pasado”, dijo Samantha Bradshaw, investigadora del Proyecto de Investigación de Propaganda Computacional de Oxford.


Incluso, el estudio expone que en México estas herramientas han sido utilizadas contra periodistas, puesto que el Gobierno pone a funcionar tropas que hostigan y atacan a los comunicadores constantemente.

Al menos 28 países, entre ellos México, usan esas técnicas en los espacios cibernéticos, detallaron.

“No creo que la gente se dé cuenta de cuánto los Gobiernos están utilizando estas herramientas para llegar a ellos, es mucho más oculto”, opinó Bradshaw.
Las naciones que utilizan este tipo de herramientas de manipulación son: Argentina, Azerbaiyán, Australia, Baréin, Brasil, China, Ecuador, Estados Unidos de América, India, Irán, Israel, México, Corea, Filipinas, Polonia, Rusia, Arabia Saudita, Serbia, Corea del Sur, Siria, Taiwán, Turquía, Ucrania, el Reino Unido, los Estados Unidos, Venezuela y Vietnam


¿CÓMO LO HACEN?

De acuerdo al equipo comandado por Bradshaw, los grupos que respalda el Gobierno en línea utilizan métodos sutiles. Comentan publicaciones de Facebook y Twitter, y hasta envían mensajes directos a la gente.


Las cuentas falsas que promueven agendas (como en Serbia), la difusión de información favorable a los gobernantes (como en Vietnam) o la automatización de un software que imita el comportamiento de los humanos (entre ellos Argentina, Filipinas, Rusia, Turquía, Venezuela y México-otra vez-), son otras de las formas que utilizan.

“Los soldados cibernéticos son un fenómeno omnipresente y global”, señaló el grupo de investigadores en su informe.
Los Gobiernos estudiaron, durante los últimos años, la forma en que activistas utilizaban las redes sociales, y ahora desarrollan métodos a su favor, según Samantha Bradshaw.

“Están utilizando las mismas herramientas y técnicas que los regímenes autoritarios. Tal vez las motivaciones son diferentes, pero es difícil de decir sin la transparencia”, planteó.
Ante esto, Bradshaw concluyó que “hay una línea fina entre la libertad de expresión y la censura”.

(SinEmbargo)