Seis millones de mexicanos serán deportados en 8 años, eso es un hecho, alertan académicos de EU

Ciudad de México, 28 de agosto (SinEmbargo).- Hasta seis millones de mexicanos podrían ser deportados de Estados Unidos en los próximos ocho años y México no está preparado para recibirlos, se advirtió hoy en un foro sobre relación bilateral organizado por el Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República.

En la cifra coincidieron los investigadores académicos Tony Payán, de la Universidad Rice, y Jayesh Rahod, de American University, quien mencionó un aumento de hasta un 38 por ciento en el número de arrestos en los primeros cien días de la Presidencia de Donald Trump con respecto al mismo periodo el año anterior.


La cifra representa más del doble de la cantidad de connacionales deportados a México por parte de los ocho años de la administración de Barack Obama, que había sido ya la cantidad más alta en la historia.


La presión sobre México, advirtieron, se verá entonces –en economía, trabajo, vivienda, salud, educación y otros aspectos– en las regiones con mayor actividad económica, como Guadalajara y la Ciudad de México, pero sobre todo en los estados del norte, donde optarán por quedarse varios que buscarán mantener contacto con Estados Unidos.

“Muchos regresan a México y ya se están asentando, hemos visto comunidades enteras en Tijuana, en Nogales, en Ciudad Juárez, pero que se están asentando en las comunidades; los propios gobernadores de oposición del norte, los panistas de Baja California, Chihuahua, Tamaulipas y el independiente de Nuevo León tuvieron una primera cumbre para tratar discutir qué va a pasar, porque muchas de esas familias van a preferir asentarse en las ciudades fronterizas porque no van a querer que sus hijos pierdan acceso a ciertos beneficios en Estados Unidos, por ejemplo ir a la escuela”, dijo Payán.

“El problema es que la mayor parte de ellos son mexicanos que tienen muchos años en Estados Unidos, 10, 12, 15 o más años, enraizados en Estados Unidos, con hijos en Estados Unidos, y ¿qué va a pasar con estos hijos, que pudieran ser muchísimos menores de edad? O se quedan en Estados Unidos, cientos de miles de millones quizá, se calcula que cuatro millones son familias de estatus mixto, hijos ciudadanos, un padre o ambos indocumentados, o alguien en la familia sin estatus legal”, agregó.

También Raúl Hinojosa, investigador de la Universidad de California en Los Ángeles, calificó de “dramáticas” las implicaciones de una cantidad tal de deportaciones. “No nada más es deportar a la gente, especialmente si regresan a las comunidades de origen, es muchísimo peor en términos de caídas per cápita, también para las remesas, se acaban las remesas, y la manera como muchas comunidades dependen de las remesas y el impacto negativo en la economía de Estados Unidos (…) vas a tener una crisis de refugiados en la frontera”, dijo.

El foro se realizó hoy, a menos de una semana de que inicien en esta capital la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vigente desde 1994 y puesto en duda por el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

.

.

.

.