Familias, ingenieros y urbanistas dicen que la corrupción explica el desplome de edificios nuevos

El Plan de Reconstrucción de la capital del país se revelará este martes, justo a una semana de que un sismo de 7.1 grados dejara, hasta el cierre del 25 de septiembre, 186 personas muertas y 35 hospitalizadas de gravedad. El temblor del 19 de septiembre pasado afectó, hasta ahora, también a 11 mil 200 inmuebles, de los que 38 colapsaron durante el movimiento telúrico de las 13:14 horas, y 360 más se tienen ya en clasificación roja o con daños estructurales que obligarán incluso a su demolición.

Autoridades del Gobierno de la CdMx, encabezadas por su titular Miguel Ángel Mancera Espinosa, han dicho que la gran mayoría de los edificios que se derrumbaron el día del sismo y de otros que hoy han sido considerados inhabitables datan de antes del terremoto del 19 de septiembre de 1985. Luego de esa fecha, las autoridades endurecieron las reglas de construcción en la gran urbe.

Pero ni Mancera ni Felipe de Jesús Gutiérrez, quien es responsable de la Secretaría de Desarrollo Urbano y de Vivienda en el Gobierno capitalino, han explicado por qué entre los edificios de departamentos que se desplomaron, y donde hubo muertos, o que quedaron inservibles están inmuebles con cinco, tres y un año de haberse construido.

Ingenieros y urbanistas consultados por SinEmbargo, así como la Coparmex en la capital del país, llamaron a realizar una reconstrucción integral, que implique una nueva Ley y exigencias más fuertes para las constructoras, además de erradicar la corrupción, relacionada con vicios como "mordidas", "sobornos", malas prácticas de las compañías y ahorro de dinero en materiales baratos y de baja calidad.