Brigadistas extranjeros que se enamoraron de México

Paul Fitz, un bombero inglés, quedó maravillado por la solidaridad y unión de los mexicanos ante la tragedia
Tras el sismo de magnitud 7.1 que sacudió al centro del país el pasado 19 de septiembre, varios gobiernos internacionales ofrecieron su ayuda para las labores de rescate. Así fue como llegaron expertos de Japón, España, Ecuador, Colombia o Israel.

El inglés más mexicano

Entre los brigadistas internacionales se encuentra el bombero inglés, Paul Fritz, quien llegó a México con sus propios recursos. Al enterarse de la tragedia por la que atravesaba el país, decidió venir, aún sin tener apoyo económico de su gobierno.

El londinense estuvo trabajando entre las calles de Ámsterdam y Laredo, en la colonia Condesa, donde luego de recuperar el último cuerpo, todos los brigadistas, voluntarios, marinos y militares, entonaron el Himno Nacional Mexicano.
El migrante que volvió para ayudar a su gente

Hace 32 años, Roberto Padilla vivió en carne propia el terremoto de 1985, pero hace unos días, decidió regresar a la Ciudad de México para colaborar en los trabajos de rescate.

Actualmente, él es miembro del Departamento de Bomberos de Sacramento, California, en Estados Unidos, pero al enterarse de la noticia, no lo pensó dos veces y, con su propio dinero, se compró un boleto de avión con la única intención de venir a ayudar, según cita Univisión.

Roberto no viene representando a EU, sino como un mexicano que siente el dolor por el que atraviesa su país. Con más de 20 años de experiencia en Protección Civil, con víveres y con la iniciativa de apoyar a los necesitados, así llegó este connacional.


Libre de virus. www.avast.com