MG

Nuevo asesinato de un aspirante a alcalde

Nuevo asesinato de un aspirante a alcalde 

Homero Bravo Espino era precandidato a la alcadía de Zihuatanejo por el PRD
Por tercera vez en menos de dos meses y por séptima desde finales del año pasado, es asesinado un aspirante a cargo de eleccion popular en Guerrero, uno de los Estados más pobres y más violentos de México, en el que los expertos apuntaban a un incremento de los homicidios políticos antes de las elecciones del 1 de julio. Esta vez la víctima ha sido Homero Bravo Espino, coordinador de Obras Públicas del Ayuntamiento de Zihuatanejo y precandidato a la alcadía por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que fue acribillado a balazos en la tarde de este viernes en esa localidad y murió a las 8.30 de la noche en el hospital.


El ataque se produjo en el Barrio Viejo de la comunidad San José Ixtapa cuando varios hombres la emprendieron a tiros contra el funcionario, de 53 años, que se encontraba dentro de su vehículo, un Nissan blanco. Según fuentes familiares y de la investigación, Bravo Espino aún estaba con vida cuando fue encontrado y presentaba al menos seis impactos de bala en distintas partes del cuerpo.

El asesinato político y la violencia del tráfico de drogas se entremezclan en la convulsa zona de Guerrero, en el Pacífico mexicano, compuesta por 160 municipios y en la que habitan unas 35.000 personas, donde las tragedias se suceden. Solo en febrero, asesinaron a Dulce Nayeli Rebaja, de 28 años y dirigente territorial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo cadáver apareció el día 25 en la parte de atrás de un vehículo en la región de Chilapa. Junto a Nayeli, estaba el cuerpo de su primo Crescencio Rebaja, suboficial de la Policía Estatal, según confirmaron las autoridades de Guerrero. Ambos habían sido secuestrados unas horas antes de que los mataran.

Unos días antes fue ejecutada por dos hombres la precandidata del PRD, Antonia Jaimes Moctezuma, en el restaurante que administraba, Toreo. Jaimes Moctezuma formaba parte de la corriente del expresidente del Congreso de Guerrero, Bernardo Ortega; fue regidora y presidenta del PRD en Chilapa. En octubre de 2017 fue hallado el cadáver de otro líder político y fundador del PRD en Guerrero, Ranferi Hernández Acevedo. El político viajaba junto con su familia rumbo a Chilapa. Su cuerpo fue calcinado junto con su esposa, su suegra y su chófer.

Libre de virus. www.avast.com

.

.

.

.