jueves, 21 de febrero de 2019

Vuelve división a bancada de Morena en Oaxaca



Desde la instalación de esta legislatura donde por primera vez la oposición es mayoría, el grupo de los 10 diputados de Morena, fieles a las ideas del presidente Andrés Manuel López Obrador, han denunciado diversas prácticas irregulares por parte de la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Laura Estrada Mauro.

Este miércoles durante la sesión ordinaria, la diputada Arcelia López Hernández, presidenta de la Comisión de Democracia y Participación Ciudadana, denunció que fue víctima de violencia política de género e intimidación por parte de Estrada Mauro, al tratar de obligarla a bajar un dictamen para la aprobación de una convocatoria para el nombramiento del nuevo contralor del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

Explicó que como acuerdo de dicha Comisión acordaron emitir un dictamen a partir de la aprobación de la convocatoria como lo indica el reglamento interior del Congreso, sin embargo, dijo que durante la noche del pasado martes recibió una llamada por parte de la secretaria de la diputada Laura Estrada Mauro, donde se le pidió que bajara el documento de la orden del día.

    “Me exigió que fuera bajado porque de lo contrario iba a recibir ciertos golpeteos y denostaciones de los medios de comunicación, le respondí que ella no tenía las atribuciones de tomar esa decisión porque los acuerdos la tomamos en equipo y no de manera unilateral como ella pretende”.

La diputada lamentó que sus compañeros de Morena, como Laura Estrada, siguen con las viejas prácticas que utilizaban en su momento los priistas. “No es posible seguir con estas arbitrariedades, ese dictamen fue bajado porque nosotros queríamos hacerlo de manera democrática y clara ante el pueblo de Oaxaca. No es posible que sean unos cuantos quienes quieran decidir esto”.

Para obtener el control de este nombramiento en el IEEPCO, los legisladores a fines a Estrada Mauro y Salomón Jara Cruz, presentaron en la sesión anterior una iniciativa para otorgarle esta facultad a la Jucopo.

“Esta iniciativa la remitieron en la Comisión de Asuntos Constitucionales donde preside la diputada Delfina Guzmán, del grupo de Laura Estrada, tenemos que frenar estos actos y trabajar con transparencia, vamos a proceder legalmente porque también es violencia política de género”, apuntó López Hernández.

Por su parte, el diputado Othón Cuevas, comentó que el tema de fondo es que “unos cuántos quieren decidir al contralor como lo hicieron con otros nombramientos que han realizado en el Congreso”.

“No han acatado los principios de Morena de no mentir, no robar y no traicionar, siguen con las mismas prácticas, haciendo acuerdos en lo oscurito como si las cosas no hubieran cambiando”.

Los diputados lamentaron que personas ajenas al congreso local mantengan secuestrado este órgano legislativo, además lamentaron que la diputada Laura Estrada haya utilizado a la prensa para intimidar a su propia compañera de bancada, por lo que condenaron que se pretenda hacer uso faccioso de los recursos públicos nombrando a sus recomendados en áreas importantes.

“Eeeh, tú pendejo”,grita El Gato
El conflicto entre los diputados de Morena, provocó que el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Gustavo Díaz Sánchez, mostrara su prepotencia y arremetiera contra los trabajadores del Congreso.

En tanto se discutía sobre el tema de este dictamen que fue desechado por la Jucopo, todos los legisladores querían hacer uso de la palabra, por lo que los trabajadores que controlan el sistema de sonido apagaron los micrófonos.

Esto molestó al flamante diputado conocido como “El Gato” e insultó a los empleados con gritos como “eeeh tú pendejo, pon el sonido o voy a subir a poner”, otros trabajadores que se encontraban en el salón de pleno solicitaron al representante popular no insultar y comportarse a la altura de un congresista.

“Es usted un diputado no insulte, compórtese a la altura, dígale que haga su trabajo pero no lo pendejee”, entonces Díaz Sánchez preguntó ¿Cómo quiere que le diga? Que ponga el sonido, respondieron los empleados a lo que el legislador volvió a mostrar su educación con un “me vale madre”.