miércoles, 4 de marzo de 2020

CELEBRÓ SU CUMPLE Y DESPUÉS PROBÓ MEDICINA CONTAMINADA; FINALMENTE MURIÓ


Villahermosa.— Patricia Jiménez Marín, de 54 años, se convirtió ayer en la segunda paciente fallecida a causa de que se le suministró heparina sódica contaminada con la bacteria Klebsiella spp en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos (Pemex) de esta ciudad.

En medio del llanto, su hijo Adolfo Palacios Jiménez exigió castigo para los responsables de haberles aplicado el medicamento contaminado a más de 60 pacientes.

Relató que apenas el domingo celebraron el cumpleaños de su madre y que el lunes ella ingresó caminando al hospital, pero ya no salió.


“A mi mamá le pusieron esa heparina. Nosotros le dijimos [a los médicos] que le suministraran la de nosotros, porque tenemos que comprarla. A mi mamá se la aplicaron el martes y tuvo la misma reacción que todos los pacientes. Regresaron con los mismos síntomas: vómito y fiebre”, detalló.


En entrevista con EL UNIVERSAL, Adolfo, de 27 años, dijo que le prometió a su mamá que su muerte no quedará impune, porque fueron cinco años que luchó cada martes, jueves y sábado para recibir su hemodiálisis y al final una negligencia médica la mató.


“Los doctores no son eficientes. Las enfermeras son chocantes, no hay ese trato humano en Pemex, se perdió.

“Soy trabajador. Agradezco que hagan este llamado para que venga el Presidente [Andrés Manuel López Obrador] y vea lo que está pasando. Ahorita están arreglando todo, todo lo quieren disfrazar”, denunció.


Doña Patricia era ama de casa, recibía atención médica en Pemex por su esposo, quien fue operador especialista en la planta Cactus II, mientras que su hijo Adolfo es un empleado activo en Cactus IV, en el municipio de Reforma, en Chiapas.

La tarde de ayer el cuerpo de doña Patricia fue velado por sus familiares y amigos en su casa.


El féretro fue rodeado de flores y coronas, y sobre la pared se colocó una foto de ella sonriendo y vestida de blanco.

RECONOCEN OTRO DECESO
Ayer por la tarde, Pemex confirmó la muerte de una segunda persona por el suministro de heparina sódica contaminada, por lo que se inició otra carpeta de investigación.

En un comunicado reveló que el medicamento contenía una bacteria llamada Klebsiella spp.

“El reporte de laboratorio clínico revela el desarrollo bacteriano de Klebsiella spp en los cultivos de la heparina contaminada. Los hemocultivos de los pacientes han sido positivos a la misma bacteria”, precisó la petrolera.

Agregó que actualmente hay 42 derechohabientes bajo seguimiento médico, de los cuales, 22 se atienden de manera ambulatoria, 16 permanecen hospitalizados y cuatro se encuentran en terapia intensiva.

Añadió que hay un paciente más para control y seguimiento por los mismos síntomas. La bacteria Klebsiella spp es considerada de las más resistentes a los antibióticos.

El tema llegó ayer a la Cámara de Diputados federal, donde la legisladora Soraya Pérez Munguía (PRI) pidió a la Secretaría de Salud (Ssa), a Pemex y a la Cofepris reforzar los protocolos de compra de medicamentos y no escatimar en la vida de los mexicanos.

Por lo pronto, se determinó cerrar el area de hemodiálisis del Hospital Regional de Petróleos Mexicanos en Villahermosa y los pacientes han sido enviados a un centro de salud privado para que ahí reciban sus tratamientos.