Mataron a 11 periodistas durante el anterior sexenio en Oaxaca



Oaxaca.- La organización Artículo 19 informó que Oaxaca se convirtió en una de las entidades del país más violentas y peligrosas para ejercer el periodismo en 2016.

De los 11 asesinatos de periodistas que ocurrieron el año pasado, cuatro de ellos fueron en el estado; la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), en cambio, reporta seis homicidios en el transcurso del 2016 y un total de 11 periodistas asesinados en el estado durante todo el sexenio anterior.


La directora de Artículo 19 México y Centroamérica, Ana Cristina Ruelas, dijo la impunidad en las agresiones contra los periodistas es casi total, a pesar de agresiones de funcionarios públicos como el caso de Salvador Olmos y su compañero, periodista de un medio de comunicación comunitario, asesinados por un policía en Huajuapan de León.

En el caso de Oaxaca, explicó que muchas de las agresiones se dieron en el contexto de las protestas magisteriales en junio de 2016, derivadas de operativos de policías federales y estatales en los que hubo uso de fuerza desproporcionada.

“Aquí es importante decir que bajo los estándares internacionales, quién los periodistas van a contar lo que pasa en Nochixtlán, necesitábamos saber y conocer esas fotografías para entender la magnitud del problema. El gobierno lo ve como una amenaza y esto limita el flujo de información que llega a la sociedad”.

El caso de Salvador Olmos, aseguró, se trató de una ejecución extrajudicial a manos de un policía que lo arrolló con su vehículo por estar investigando acciones de impacto ambiental, la cual debe ser la principal línea de investigación de la Fiscalía General del Estado y de la Procuraduría General de la República (PGR).

Leopoldo Maldonado, oficial del Programa de Protección y Defensa de Artículo 19, aseguró que ni el gobierno de Oaxaca ni el federal han tenido una respuesta ni diligente, rápida ni efectiva contra las agresiones que sufrieron los periodistas en el contexto de las protestas en el estado.

A los distintos niveles de gobierno, aseguró, les interesa que la impunidad en las agresiones y asesinatos de periodistas, así como las condiciones de vulnerabilidad permanezcan iguales porque les es funcional; es decir, les conviene “porque así pueden controlar temas de interés público que les pueden afectar sus intereses económicos y políticos”.(NVI Noticias)