.

.

Tras asamblea, ven dos grupos en el PRI

Este fin de semana, el Partido Revolucionario Institucional(PRI), hizo modificaciones a sus Documentos Básicos, que permitieron, entre otras reformas, postular a un candidato ciudadano a cualquier cargo de elección popular, incluido el de Presidencia de la República, y la eliminación del requisito para militantes de contar con 10 años de afiliación partidista para competir por la candidatura presidencial.

 

En un análisis a las modificaciones realizadas a los documentos básicos del tricolor, el politólogo y académico del TEC de Monterrey, José Fernández Santillán, advirtió la necesidad de generar reglamentos claros de cara a la elección de candidatos para las distintas elecciones de 2018.

 

"El problema de los candados, es que si no se les reglamenta, puede dar paso al dedazo o al predominio de un grupo contra otro", alertó el experto.

 

Señaló que si bien esta decisión de ir por candidatos externos tiene sus ventajas, también el tricolor deberá tener cuidado a la hora de elegir, toda vez que los candidatos idóneos no siempre son ciudadanos.

 

José Fernández Santillán vislumbró que con estas decisiones, en el PRI se abrieron dos grupos de poder: el de los políticos y el de los tecnócratas, éstos últimos liderados por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y en el que se incluyen a Aurelio NuñoJosé Antonio Meade, y el propio presidente del partido, Enrique Ochoa Reza.

 

Los más de 10 mil delegados priistas, también aprobaron un documento en el que se plantean tres escenarios con respecto a las políticas públicas de México: retroceder, cambio sin rumbo y revolución transformadora.

 

En él se establece qué pasaría en materia de educación, desarrollo sustentable, igualdad sustantiva, gobernabilidad, economía, inversión en ciencia y tecnología, combate a la pobreza, seguridad pública, reforma energética, responsabilidad global y nueva generación de reformas; en caso de que en 2018 ganen otras fuerzas políticas distintas al tricolor.

 

Entre lo aprobado por el tricolor:

Revisar el marco de los fueros para acabar con privilegios

 

Combatir la corrupción, los abusos de poder y la impunidad

 

Consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción

 

Promover la posibilidad de conformar gobiernos de coalición

 

Voluntad de prevenir, detectar, sancionar y erradicar las prácticas corruptas

 

Reconocer la necesidad de incrementar, en forma consistente y sostenida, la productividad, con su consecuente aumento en los salarios reales