Yasmín Esquivel Mossa, nueva ministra de la Suprema Corte | 24 Horas



Luego de intensas negociaciones, el Senado de la República, logró la designación de Yasmín Esquivel Mossa, como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien estará en el cargo por los próximos 15 años.

En una segunda votación (debido a que en la primera no se obtuvo la mayoría absoluta), se registraron 121 votos en total, de los cuales 95 votos fueron a favor de Yazmín Esquivel Mossa, seis votos a favor de Loretta Ortiz,19 votos en contra de la terna y un voto nulo.

Hasta el último momento, la bancada de Acción Nacional (PAN), se mantuvo en contra de la terna enviada por el Ejecutivo, mientras que la bancada priista, cambió el sentido de su voto que había anunciado en contra y votó a favor de Yasmín Esquivel.

Lo anterior, luego de que en una primera ronda, ninguna de las propuestas enviadas por el Ejecutivo Federal lograra los más de 85 votos que marca la Constitución.



Previo a la votación, las diferentes bancadas, posicionaron su voto a favor y en contra de las aspirantes; lo que generó un debate y la molestia del presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, lamentó que no se tomara en cuenta la trayectoria de las postulantes y en cambio, se les rechazara por sus lazos de amistad o familiares.

“Lo que no tienen razón es en descalificarlas a priori, estableciendo circunstancias totalmente alejadas del criterio jurídico (…) la Constitución señala claramente cuáles son los requisitos para ser ministro de la Corte, y esos requisitos los cubren las tres candidatas”.

Al respecto, el senador del PAN, Damián Zepeda, aclaró que la discusión de fondo no versó en la capacidad, ni la experiencia de las aspirantes, pues demostraron que cumplían con ese requisito.

“El tema central es, ¿esa futura ministra garantiza independencia y objetividad? La respuesta es no, ¿por qué?, porque de los tres casos una con candidatura incluso del partido en el poder; otra, con militancia hasta que inicia el proceso; y otra, con un claro conflicto de interés y señalamientos en el desempeño de función anterior”, argumentó.
En tanto que los senadores del PRI, en voz de Claudia Anaya, señaló que el procedimiento de inicio estuvo viciado, y por lo tanto, votarían en contra de la terna.

“Hemos considerado que hoy día el Poder Ejecutivo pareciera el Poder hegemónico, el poder de los poderes; que el Poder Legislativo se encuentra ya subordinado al Poder Ejecutivo, y estando el Poder Legislativo subordinado al Poder Ejecutivo, es muy complejo que pueda emitir votos que garanticen una autonomía y que garanticen que le daremos certidumbre al Poder Judicial”, declaró, sin embargo, en la segunda votación su voto fue a favor de la nueva ministra Esquivel.