México se estanca en ranking del WEF 2017

México conservó su competitividad en el mismo nivel del año pasado, el sitio 51 en un comparativo de 137 países, pero, a diferencia del 2016, destacó ahora la corrupción como el factor más problemático para hacer negocios, según el detalle de la información del Foro Económico Mundial.
problemático para hacer negocios, según el detalle de la información del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).

Los otros tres factores más problemáticos para hacer negocios fueron el crimen y violencia, burocracia e ineficiencia gubernamental, tasas impositivas y acceso al financiamiento.

Según la lectura del WEF, "incluso las instituciones privadas han empeorado en el deterioro de ética corporativa y responsabilidad".

A pesar de tratarse de la mejor posición del país desde que inició la administración de Enrique Peña Nieto, y de que es fruto del avance logrado tras la ejecución de las reformas estructurales desde el año 2014, el equipo de expertos del WEF explica que "después de significativos esfuerzos para ejecutar las reformas de eficiencia y fortalecimiento, se ha presentado un lento progreso".
"Se pueden mejorar los factores de la producción e incentivar que las fuerzas de la productividad apoyen a la innovación y la eficiencia de los mercados productivos".

Entre los 12 pilares que ayudan al WEF a determinar el nivel de competitividad de una economía, en el primero, correspondiente a instituciones, México obtuvo una calificación reprobatoria de 3.2 sobre 7, que era la máxima nota a la que podía aspirar.

El WEF organiza los países comparados de acuerdo con la calificación alcanzada en cada uno de los pilares. De ahí se desprende que, en instituciones, México registró una caída al bajar siete escalones, desde el sitio 116 que tenía el año pasado, al 123, que ostenta hoy.

Este pilar es identificado como"requerimientos básicos" y está integrado a su vez por cinco pilares: instituciones, infraestructura, ambiente macroeconómico, salud y educación primaria.

El pilar de instituciones es el que concentra el mayor peso para la medición de competitividad, y es aquí donde el WEF evalúa el desempeño de un país en función de 20 valores, donde se encuentra precisamente el manejo del gasto público.

Los peores desempeños fueron identificados en instituciones; eficiencia de mercado laboral, educación superior y entrenamiento así como lectura tecnológica.

En este último, alcanzó una posición de 71 sobre 127; en educación superior y entrenamiento, con el sitio 80 del tablero. Y eficiencia del mercado laboral, con el sitio 105 del total.

Las mejores notas

Pilares como infraestructura, ambiente macroeconómico, tamaño de mercado, mercado financiero y sofisticación de negocios son donde mejor se ubicó México.

Como cada año, en tamaño de mercado es donde obtuvo el país la mejor calificación, que le permitió ubicarse en el sitio 11 mundial.

Luego, en desempeño del mercado financiero, su calificación de 4.5 puntos sobre 7 le permitió colocarse en el puesto 36 mundial. En tanto, en ambiente macroeconómico, se colocó en el puesto 43 con la mejor calificación de todas, con 5.2 puntos sobre 7; asimismo, sofisticación de negocios, cuya nota es de 4.3 puntos sobre 7, le ubicó en el puesto 49 mundial. A partir de estos indicadores y de una encuesta de percepción levantada entre empresarios globales, el WEF puede organizar a los países en función de su competitividad.