jueves, 25 de julio de 2019

Aprueba Comisión de diputados etiquetado de advertencia en productos con grasas y azúcar saturadas




La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó diversas disposiciones que obligan a la industria de alimentos y bebidas procesados a colocar un etiquetado a cualquier alimento o bebida que rebase los valores establecidos por la Secretaría de Salud, en azúcares añadidos y grasas saturadas

Este dictamen, hace obligatorio que los productos, alimentos o bebidas no alcohólicas incluyan información nutrimental de fácil comprensión, veraz, directa, sencilla y visible.

“El etiquetado frontal de advertencia deberá hacerse en forma separada e independiente a la declaración de ingredientes e información nutrimental, para indicar los productos que excedan los límites máximos de contenido energético, azúcares añadidos, grasas saturadas, sodio y los demás nutrimentos críticos e ingredientes que establezcan las disposiciones normativas competentes”, establece esta modificación al artículo 210 de la Ley General de Salud en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado frontal de advertencia de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Con 26 votos en favor, dos abstenciones del Partido Acción Nacional (PAN) y ninguno en contra, el órgano legislativo aprobó los cambios a la Ley General de Salud, relacionados con las etiquetas de los productos alimenticios envasados, y turnará el dictamen al pleno para su análisis, discusión y, en su caso, aprobación.

El dictamen aprobado por la Comisión, que preside la diputada Miroslava Sánchez Galván, agrupa ocho iniciativas en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado frontal de advertencia de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Los diputados de Morena, integrantes de dicha Comisión, celebraron la aprobación histórica de un dictamen que representa, dijeron, el primer paso de una estrategia integral para combatir la epidemia del sobrepeso, la obesidad y enfermedades cardiovasculares entre los mexicanos.

En el debate, coincidieron en que las modificaciones a la Ley General de Salud para transitar a un etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas procesados permitirá informar efectivamente a la población sobre los elementos que, en ciertas cantidades, afectan a la salud y son factores de riesgo.

Además garantizará que la ciudadanía ejerza a plenitud su derecho a la protección de la salud y a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, asentado en el Artículo cuarto constitucional.

El dictamen aprobado recoge evidencias científicas sobre su facilidad de comprensión para la población mexicana, ya que al ser más simple permite la toma de decisiones en unos cuantos segundos, será sencillo incluso para los niños.

El documento incluye las recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Panamericana de la Salud; y toma en cuenta las mejores experiencias de países como Chile, Brasil, Perú y Canadá.

La presidenta de la comisión expresó su optimismo porque la propuesta aprobada cuente con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, pues recordó que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil a nivel mundial.

De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 34 por ciento de los niños entre cinco y 11 años y 35 por ciento de los adolescentes de entre 12 y 19 años padecen sobrepeso y obesidad.

Al mismo tiempo, México ocupa el segundo lugar en obesidad en adultos, toda vez que, de acuerdo con datos de la propia OCDE, 71.2 por ciento de la población tiene alguno de esos padecimientos.

 

Fuente:Notimex/ElUniversal/Foto:Notimex/JAC